sol_Arbol.jpg

OTOÑO

Sombras en el atardecer, caía jubiloso el otoño, entre las sombras del ocaso yacía trémula la alondra , era tan suave y su canto de caprichosas notas, desgranada se hundieron en la tierra.
El otoño llegó casi perfecto de elegancia se vistió de seda, se vistió descalza.
Entre las sombras del atardecer, una suave brisa envolvió mi cien y en el arrullo celeste a tres ruiseñores vi nacer, mi alma engrandecida se arrodilló a tus pies, fui hembra en la tierra encantada y abrí mi caja de alabastro, escapando de ella la música sonora que miles de duendecillos que alborotados entonan.
Soy loca soñadora, poeta que emerge del viento, que emerge de las profundidades del mar, que emerge de este otoño bendito que te vio llegar.
El el atardecer infinito, entre ese ruido de hojas secas, que mis pies descalzos a mi mente llega, siento la Divinidad que entre corceles blancos, pergaminos añejados, sienten la añoranza de aquellas manos frescas, junto al otoño que llega un cosecha de bendiciones de tus labios tan locos, tan inciertos, tan míos.
Sombras del atardecer llegan en suplicas mudas.
Me sentare con los ascetas y entibiare en mis manos todos los pajarillos dolientes, besares sus frentes y entre espejismos beberé
del agua pura de tu fuente.
Otoño, otoño, siempre bendito otoño.
 

 


Soledad de la Costa
Propiedad intelectual No. 122930


 
Autumn.
Shadows in the sunset, fell jubilant fall in the shadows of twilight lay quivering lark, it was so soft and whimsical singing notes, threshed sank into the earth.
The fall came almost perfect elegance dressed in silk, dressed barefoot.
Among the evening shadows, a gentle breeze wrapped my hundred and celestial cooing three nightingales saw born, my exalted soul has roll at your feet, I was female in the enchanted land and opened my alabaster box, escaping from her the music sound pixies thousands of rowdy sing.
I'm crazy dreamer, poet emerging from the wind, which emerges from the depths of the sea, emerging from this blessed autumn I saw you coming.
The infinity sunset, between the sound of dry leaves, my feet bare my mind comes, I feel the Divinity that among white steeds, aged scrolls, feel the longing of those cool hands, by the autumn comes a harvest of blessings your lips so crazy, so uncertain, so mine.
Evening shadows come in supplications silent.
I will sit with ascetics and entibiare in my hands all the mourners birds, Besares their foreheads and between mirages I will drink
pure water from your source.
Autumn, autumn, autumn always blessed.

 


Soledad de la Costa
Propiedad intelectual No. 122930


Centro Cultural Alerce

Nuestra querida Soledad de La Costa, además de escritora, dirige el Centro Cultural Alerce, desde donde apoya a jóvenes en riesgo social y a familias de escasos recursos, todo orientado a la superación de ellos. Brinda ayuda desde hace 15 años iniciando esto en su querido Quintero y desde ahí a llegado a expandir su centro hasta Villa Alemana, en la V Región de Chile.


Soledad de la Costa Poeta.com - Propiedad Intelectual No. 122930.
Diseño y Hosting www.sudweb.com.ar