portada_soledad10.jpg

SUSPIRO DE MAR

La espuma punzante, de la desnudes del alma,
florece en los instantes fecundos del arrollo misterioso.
El eco sonoro, de las diáfanas,
se mezclan entre el sentir y el vacío.
Subyugada, a los instantes precisos.

El mar, toma mi cuerpo, viajo a los castillos profundos,
de las sirenas vírgenes, escucho la frecuencia del canto,
de los pecesillos violetas.
El Rey azul, glorioso me canta, en el blanco pensamiento.
Venía en el oleaje, golpeandome entre
rocas mudas.

El alma llora, una selva magestuosa me asecha,
aferrando tu místico nombre y yo aquí absorta,
en los pensamientos de la nada.
Las verdes florecillas marinas susurran al encanto de las montañas,
navega fuerte la espuma en el corazón de las entrañas.

El sol vivificante, despierta mis sentidos, recuerdo
que solo soy una hembra de castillos adormecidos.
Vuelo, junto a las espigas doradas.

Tu voz para calmar el dolor, arrebata la conciencia, irrumpe en el silencio,
mitiga esta gran espera,
de caminar por la tierra, de vivir en el mar
de la impaciencia por esta nueva era.

 


Soledad de la Costa
Propiedad intelectual No. 122930


 

Sigh of the sea.

The stabbing foam, from the nakedness of the soul,
it blooms in the fruitful moments of the mysterious creek.
The sound echo of the diaphanous,
They mix between feeling and emptiness.
Subjugated, at the precise moments.

The sea, take my body, travel to the deep castles,
Of the virgin sirens, I hear the frequency of singing,
of the violet fish.
The glorious blue King sings to me, in white thought.
It came in the swell, hitting me between
silent rocks

The soul cries, a majestic jungle stalks me,
holding on to my mystical name and here absorbed,
In the thoughts of nothingness.
The green sea flowers whisper to the charm of the mountains,
the foam sails hard in the heart of the bowels.

The life-giving sun, wake up my senses, I remember
I'm just a female with sleepy castles.
Flight, next to the golden spikes.

Your voice to calm the pain, snatch the conscience, break into the silence,
mitigate this great wait,
To walk the earth, to live in the sea
of impatience for this new era.

 


Soledad de la Costa
Propiedad intelectual No. 122930


Centro Cultural Alerce

Nuestra querida Soledad de La Costa, además de escritora, dirige el Centro Cultural Alerce, desde donde apoya a jóvenes en riesgo social y a familias de escasos recursos, todo orientado a la superación de ellos. Brinda ayuda desde hace 15 años iniciando esto en su querido Quintero y desde ahí a llegado a expandir su centro hasta Villa Alemana, en la V Región de Chile.


Soledad de la Costa Poeta.com - Propiedad Intelectual No. 122930.
Diseño y Hosting www.sudweb.com.ar